Animita

domingo, mayo 11, 2008

Siempre que regaba los naranjos arriba de la casa pasaba Ño Juan con su delgada figura que me recordaba algún Quijote visto por ahí. Siempre subía hacia el cerro cargando algún saco con quizás que cosas dentro. Buenas tardes, buenas tardes, nos saludábamos como es costumbre en el campo donde todo el mundo se saluda aunque no se hayan visto ni en pelea de perros, y yo seguía regando los limones y cítricos apestados de conchuelas y fumaginas pero que algo dan para la casa. Durante ese verano me tocó viajar seguido a regar para que el patio no se pusiera tristemente café, así que me sorprendí un día que en la esquina de la casa, donde confluyen dos caminos, una señora pone un par de velas y las prende, siguiendo su camino sileciosamente.

Ño Juan fue como siempre había ido desde que tenía memoria a la medialuna de Quebrada Alvarado junto a sus compinches a ver las colleras correr y luego quedarse bebiendo hasta que el cuerpo no le diera más o hasta que no le quedara ninguna moneda en los bolsillos. Le tocaba difícil, el camino que va desde la medialuna hasta el Tebal es oscuro y se puede hacer largo si la noche a estado muy regada, pero para su suerte un viejo amigo de El Venado los llevaría a él y a otros viejos para el cerro cosa que llegaran seguros y no los fueran a asaltar o peor aún a caerse al estero seco y pegarse con una roca del lecho que baja desde Lo Castro.

Pero las cosas para Ño Juan no resultaron como su etílica mente esperaba. Al bajarse del pick up de la medio destartalada Luv su pantalón quedó enganchado en algún fierro salido y su amigo, medio ebrio también y con poca visibilidad debido a la oscuridad reinante en el cerro, lo arrastró más de cien metros cerro abajo azotándolo con cuanta piedra hay en el camino hasta que al doblar en la curva que da hacia Lo Castro el cuerpo de Ño Juan se suelta y queda varado en ese rincón bajo un peumo.

Ignoro si Ño Juan murió mientras era arrastrado o si agonizó durante horas en la oscuridad. Pero solo 48 horas después una animita acompañó a las velas de la solitaria señora. Ahora, la animita de madera, con imagen de la virgen y velas permanentes adorna la esquina frente al sauce y los pitosporos que planté junto con mi padre hace ya tanto tiempo y que ahora dan sombra a las dueñas de casa que se topan en la esquina a copuchar la actualidad de este villorrio. Y cada vez que subo al Tebal la animita está ahí, bien cuidada y ornamentada.

Hasta guirnaldas de colores le ponen, especialmente cuando las cofradías de chinos de todos los villorrios de este rincón de la coordillera de la costa hacen su aparición con sus coloridos trajes, sus estandartes y su monótonos sonidos. Mi Tata los mira y me dice que alguna vez en su juventud el partipó de una cofradía. Lo miro intrigado ya que sé que él fue carpintero, constructor, ballenero, agricultor y ahora resulta ser cofradista. Mi padre me explica que el objetivo de esas "flautas" ( no recuerdo como se llaman esos instrumentos) y su monótono ritmo, más los saltos y giros que los cofradistas realizan, es provocar un estado de anoxia en el cerebro y así alcanzar algunos estados místicos que también se podría alcanzar mediante algunos cactus y hongos "visionarios", o con los polvillos que utilizaban diaguitas y otros pueblos originarios en sus ceremonias religiosas. Ahora que me acuerdo, hay un árbol nativo que crece escasamente en zonas coordilleranas y del cual se extrae un poderoso alcaloide que era utilizado en las ceremonias religiosas pre hipánicas.....pero no recuerdo su nombre.

La animita de Ño Juan, respetada y querida, nos recuerda del cuidado que debemos tener al bajarnos del pick up de una camioneta, especialmente si nos hemos bebido la garrafa casi entera.

21 desvariados han opinado:

Claudia sandia dijo...

por un momento me acorde del viejo del saco.. ese personaje que ... en su amiga ..
lastima que haya sido ese su final.

saludos

Jaime Ceresa® - Cambia tu link a http://revistalapagina.com dijo...

Vaya forma de morir...que te puedo decir...me parece en extremo trágica eso de quedarse enganchado del pick up.

Sobre la animita, es una de las tradiciones o ritos chilenos que me gustan...tiene todo un tema de respeto que la rodea.-

Cuídate.-

clauarroyo dijo...

Es tan real el relato que hasta los pittisporos me hacen imaginarme el panorama como dices de la cordillera de la costa de la V región. No sabes lo que me gusta leer tus historias limachinas, quizás es porque logro dimensionar los paisajes que tantos recuerdos me traen.

Saludos viñamarinos.

Kristian dijo...

WAU!
MUY BUEN RELATO
EMPIEZAS A LEER Y YA NO PARAS.

LIMACHE ???
YO VIVI EN LIMACHE, TALVEZ HASTA TE CONOSCA...

SALUDOS ALVARO.

Fernando dijo...

Se que no conosco mucho, pero lo de las cofradias de chinos en tu región me sorprendió.
Ojala pudieras contarnos algo mas de ellos.
Saludos

Enigmatiko© dijo...

wow!!! igual me acorde de un relato anterior que leí de ud. no dejan de ser intensos y sorpresivos.
Salu2!!!
Y en la marcha todo bien.. me falto conocer a SR Critian Cuevas, que de un rato desapareció como varios tipos del escenario. Pero así pasa en la vida cotidiana.
Comparto plenamente contigo que los desmanes lo comenten idiotas. “los desmanes”
Y al frofe rosa... que buena que ande apoyado!!! Je je faltó el “COMPAÑERO” GURU GURU

Enigmatiko© dijo...

estan buenissimas las fotos de otoño.

Ani dijo...

Se parece a otro texto tuyo...
Me llamó la atención eso de la cofradia y ritos... no tenía idea..
Las animitas me dan como cosa, cuando las ceo tan seguida en la carretera... según yo son señales para manejar con prudencia... para luego..no aparecer en el camino, como un recordatorio.

Un beso!

Julieta Urbana dijo...

Jajajaja, me gustan tus historias de pueblo chico.

Saludos.

kuki dijo...

uyyyy....pobre! q horrible!
muy buen relato en todo caso
saludos!

elisa de cremona dijo...

chuuu... claro.. con una garrafa encima...
buen relato!

difusa dijo...

Te leo y me veo! Mi familia tenía quinta en Avenida Urmeneta, los helados de la palza de Olmue, los taca taca, etc. Veo escucho y huelo (el polvo) la procesión del Niño Jesús, no me acuerdo el nombre de la Iglesia ahí en Las Palmas ... chuta Alvaro hasta el laberinto !!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Varias imágenes se me vienen a la mente: la cordialidad de la gente no sólo en el campo pleno, sino que en regiones donde la tal modernidad pareciera no llegar con todo su peso; la cultura de las animitas y el consumo de alcohol.

Fuerte la imagen del trágico accidente de Ño Juan...no hay ser humano, por muy dado al vicio que sea, que merezca morir así.

De las animitas, recuerdo que se armó una especie de operativo cuando construían las nuevas autopistas en el sentido de respetarlas y trasladarlas a sitio seguro, de ser necesario; mucho profesionalismo, pero las tradiciones se respetan.

Saludos cordiales.

Ma. Antonieta dijo...

Me gustó eso que dices que en el campo todos se saludan, yo soy una de las pocas criaturas vivientes que todavía saluda a las personas cuando entra a un lugar. Algunos me miran con cara de asco, otros miran para abajo pero a mí me criaron así que le voy a hacer.
Lindo relato, pobre viejo, le pasó la cuenta lo bueno pa´l frasco.

PuTa dE pLáStikO dijo...

las parteras son las que nden partas.

que chilensis tu escribir
oe, te he dicho que eserobot es mi (L)

8)

shaktinaty dijo...

Qué entretenido el relato!!
Mala suerte tuvo Ño Juan
Qué buena que tengas tantas memorias de pequeño, yo me acuerdo de re pocas cosas, como que hay años en los que tengo una laguna.... la memoria me falla :(

franco ferreira dijo...

Notable. Sigue siendo un agrado leerte. Y la historia de Ño Juan además nos regaló al final una bonita morealeja, lo que se agradece aún más.

Enhorabuena por el blog, sigue estando al tope del ranking

Pamela dijo...

Siempre que paso frente a una animita se me hiela un poco el alma. Ahora pensaré en tí, en Ño Juan y en la manera correcta de bajarse de una pick up. Un abrazo

PuTa dE pLáStikO dijo...

cachai que soma es una droga de placer que tomaban los del libro " un muno feliz" el libro no me gustó para nada, pero es cool la palabra soma, aparte es una canción de los smashing que me gusta mucho


fin 8)

Escritor sin experiencia dijo...

Eshá la literata :B.

Gracias por el consejo.

Pick up,me recuerda a una película de extraterrestres.

Roxi dijo...

Hola Álvaro !!!
bueno varias cosas:
- claramente el "curado manejo mejor" es absolutamente falso, así que quienes beben y conducen, y sus acompañantes también bebidos, deberían tomarlo en serio de una vez, para no tener finales inesperados comos los de Ño Juan, que capaz que después andan intentando conectarse con almas distraídas y más perceptivas, aunque asustadas como la mía.

- Lo de los cofradistas, y las flautas, y los saltos, me recordó un texto de Claudio Mercado, "De todo el universo entero", que te recomiendo absolutamente.

- oye y los pitosporos, ¿tienen un nombre más fácil? una denominación familiar?

Abrazo!